A pesar de que era mi tercer crucero no deja de gustarme esta manera de viajar. Visitamos ciudades espectaculares.

San Petesburgo me gustó mucho, y la excursión nocturna de los puentes también. Otra cosa que me gustó mucho y que me hacía ilusión conocer era el metro de San Petesburgo, no me defraudó, lo visitamos e incluso subimos en él.

  Estocolomo me fascinó, no esperaba que me gustase tanto. En ambas ciudades estuvimos dos dias. Otras ciudades que visitamos fueron Tallín ( Estonía) y Rostcok (Alemanía) ambas me encantaron. La temperatura del viaje fue estupenda entre 15 y 20 grados y no el calor que estamos padeciendo ahora.

El crucero lo hicimos con Pulmantur, en el barco Monarc, el más nuevo de la compañía. La decoración del barco es espectacular, los servicios estupendos, la calidad de la comida y de los espectáculos son geniales. El camarote era un poco pequeño, aunque para dormir consideramos que es suficiente y hay que destacar que estaba muy limpio. Para las que nos gusta las compras, en el barco también hay artículos a muy buen precio.

La combinación de excursiones, la sofisticación y diversión que te proporciona el barco, como suele ser habitual en los cruceros, me ha gustado mucho,
Es un viaje recomendable para todos los cientes de Sabàtika Tours.

 

Ramón Ibor e Isabel Rams