Mi mujer y yo estuvimos de viaje de novios en la Isla de Bali en Agosto de 2016.

Sara organizó nuestra luna de miel completa, vuelos, hoteles, excursiones y guías , por lo que sólo teníamos que ocuparnos de disfrutar.

Con el fin de poder conocer lo máximo de la Isla estuvimos en dos hoteles, en primer lugar en el hotel The Leaf (en Jimbaran) y luego en el Royal Pita Maha (en Ubud).
Sobre el hotel The Leaf, decir que no destacó en nada,  su ubicación no es muy buena, pues está bastante alejado, la habitación en la que estuvimos era normal, los trabajadores muy amables (como todos los balineses que al menos en nuestro caso nos encontramos). No obstante, los días que pasamos allí estuvimos realizando excursiones por lo que tampoco paramos demasiado en el hotel. Probamos la piscina y el restaurante y ambas cosas nos dejaron satisfechos.
Sin embargo, el hotel Royal Pita Maha de Ubud nos dejó fascinados, es sencillamente espectacular…. muy lujoso. Estuvimos alojados en una villa privada, con piscina propia para nosotros, la habitación era un piso completo con todo tipo de acondicionamiento y la comida exquisita (se puede pedir que te la lleven a la villa o ir al restaurante). Añadir que todo el personal del hotel es muy amable.

Las excursiones preparadas por Sabàtika, estuvieron genial, íbamos acompañados por guías que hablaban un perfecto castellano y que nos explicaban todo perfectamente. Recorrimos templos hinduistas, vimos fauna y vegetación (toda la isla está llena de arrozales), pueblos, sentimos su cultura, su arte, probamos su gastronomía, etc. Bien es cierto que la gente de la Isla es muy amable y te hace la estancia muy agradable pero viven del turismo e intentan sacar dinero de casi todo.

Pese a viajar en época seca, no tuvimos calor sofocoante, incluso un día nos llovió un poco en una de las excursiones. Eso sí, la vestimenta que usamos fue siempre de verano ya que las temperaturas eran igualmente altas.

En definitiva, un viaje que merece la pena.

Lo peor: Muchas horas de avión (pero son muchos kilómetros desde España) y el hotel The Leaf que no nos gustó mucho.

Lo m