Hacer un safari fotográfico, un viaje a Kenia, ha sido mi sueño desde que era una niña, soy veterinaria y tengo pasión por los animales, por lo que no existía para mí, viaje más especial que éste.

Y al fin, con 34 años, hice mi sueño realidad, gracias a mi marido que me acompañó en esta aventura y a mis queridas “creadoras de magia“, que es como las quiero